ASESINO - en proceso

En este proyecto busco comprender lo que sucede en el interior de una persona que durante una protesta grita ¡Asesino!

Nunca he tenido la necesidad de gritar asesino. En mi experiencia en la calle, éste grito me impactó y se grabó fuertemente por la desfiguración del rostro, por la fuerza interior que lo produce. Odio, frustración, acumulación de vivencias precarias e injustas. Violencia.  

La palabra es costumbre desde Octubre del 2019. 

A través de su fragmentación en letras y su pronunciación frente a un escaner, pretendo reproducir toda la frustración en torno a un grito emitido en un territorio donde reina la impunidad. 

La huella de la palabra, el aliento, es presencia debil y afectiva de activarla.Un otro relacionandose. Queriendo entender aquello que escucha y ve.

 © 2020 Gonzalo Morales Leiva

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Vimeo Icon