top of page

MANCHARIKUY 2023

Performance en tres etapas 

Museo de arte contemporáneo de Buenos Aires Argentina

Parte del ciclo 1 ahora fuera del tiempo

Curado por Natalia Sosa Molina

2_1_Foto Mancharikuy performance ciclo 1 ahora fuera del tiempo, museo de arte contemporan

Mancharikuy es una perfomance que explora las secuelas de los traumas sociales y políticos a través de una acción de conmemoración como forma de testimonio vivo y receptividad empática. Mancharikuy es una palabra quechua que refiere a la acción de asustarse. En otras palabras Mancharikuy es una performance para curar el mal del susto y el miedo (entendido esto en el presente a las amenazas sociales de los conflictos bélicos, ideológicos, identitarios y económicos que marcan nuestra contemporaneidad)

 

En tiempos de la antigua colonia los curanderos quechuas sanaban a sus enfermos en rituales rodeados por la comunidad. En esta experiencia coral, los Llamadores del ánimo, experimentaron el riesgo de enfrentarse a nuevas enfermedades traídas por los colonos.

 

El artista se vale de materiales propios de la plástica, para ejecutar un dibujo, arrastrando  lentamente con los pies pigmentos de tierra en polvo  sobre un extenso pliego de papel dispuesto en una plataforma de madera. Los sonidos que emiten de los materiales en continua tracción, erosión y desgaste, inducen al performer y a la comunidad que le rodea, a estados subjetivos poéticos que son canalizados sobre el plano de papel.  El dibujo canalizado se archiva plegando, perforando y atravesando el papel con barras de metal. Los sonidos metálicos contrastan la sutileza del polvo irrumpiendo la calma, provocando estados de urgencia. 

 

Los trabajos de Gonzalo Morales Leiva son presentaciones de naturaleza ritual y experiencial, basadas en procesos de improvisación física que exploran estados subjetivos donde la capacidad de respuesta se materializa en objetos, esculturas y dibujos, que forman relaciones afectivas y políticas con las realidades contextuales específicas y el momento de su creación. Las acciones se ensamblan utilizando principalmente su cuerpo como conductor de nuevos signos de lenguaje junto a otros materiales y objetos que devienen en diferentes tipos de estimulación sonora, táctil, informando a través de la memoria y la percepción háptica, en lugar de la invención conceptual.


Mancharikuy pretende ser una proposición mediante la cual el público observa el surgimiento de relaciones latentes entre materiales y gestos, ofrecidos estos como "comportamientos rituales provisionales" y existentes como encuentros irracionales, incompletos y mutables. El cuerpo escultórico creado en la performance es un talismán que concentra y emana la intensidad física y energética concentrada en su interior.

bottom of page