ERRANCIA

El camión blanco es libertad expresiva. Pasa desapercibido y no atrapas su imagen subversiva, el vértigo de la transmisión estética. Gozo caminar y fotografiarlos. Es una excusa para perderme en la ciudad, mientras experimento y comprendo qué es hacer un proyecto fotográfico hoy. Me pregunto si esta propuesta de diálogo reiterativo es para hacer al camión presente o ausente. ¿Quiero mostrar o esconder? Callar. Mirar camiones blancos es similar a contar ovejas para dormir. Pienso que estoy fotografiando camiones y que da la impresión que eso es lo que me interesa. En los bordes del camión han comenzado a aparecer personas y situaciones. Todo ese paisaje que sobra en la imagen blanca ha comenzado a llamar mi atención. Quise fijarme en ese espacio. Puse mi atención al borde. Comienzo a entender la relación entre el camión blanco y la globalización. Qué traición la pregunta sobre el autor en el  arte político. Qué traición la creencia de que el blanco te protege de la muerte.

Este video requiere el uso de auriculares.